ENTRE LAS PÁGINAS DE...

THE SUSPICIOUS HOUSEKEEPER (2013)

sábado, diciembre 19


수상한 가정부
(The suspicious Housekeeper)

Emitida: Septiembre-Noviembre 2013
Número de episodios: 20
Idioma: Coreano VOSE
Televisión: SBS
Sinopsis (*)Eun Sang Chul y sus cuatro hijos tienen dificultades después de la repentina muerte de su esposa. Entonces, una sospechosa ama de casa, Park Bok Nyeo aparece. A causa de la ama de llaves, Eun Sang Chul y sus hijos se enfrentan a varios casos y los miembros de la familia que se odian entre sí comienzan a experimentar el amor y la reconciliación.


·····························

Es una serie de drama familiar, donde cada uno de los miembros está luchando para sobrevivir a sus propios problemas y además, sacar adelante lo que ellos consideran familia. Todo ello cogido en un gran lazo protagonista: El ama de llaves. Esta persona que pese a ser una de las protagonistas no se sabe mucho de ella. Mientras avanza la serie tienes más interrogantes y los flashes que la serie te ofrece son pocos y abrumantes. Temas como el adulterio, el suicidio en adolescentes o la amistad son los más frecuentes en todos los capítulos.

Una historia llena de dificultades que se intentan resolver de la mejor manera posible. En la que los niños aprenden grandes lecciones que les ayudan a crecer y en la que enseñan a su padre a reconstruir todo lo que han visto destruido.

A partir del ecuador de la serie, la vida de esta misteriosa ama de llaves comienza a resurgir y nos comienza a quitar las dudas y a añadir otras nuevas. Creo que esto es un punto positivo a la serie, ya que si te estabas aburriendo por no verla sonreír créeme que te gustará saber por qué solo tiene tiempo de llorar. He sentido mucha empatía con esta mujer, hasta el momento en el que podía leer su inexpresiva cara (que deja de ser inexpresiva con el tiempo). Llena de ternura y ruda a la vez, la encuentras sonriendo por los ojos y no por la comisura de sus labios. Se nota que es el personaje eje de la serie, la protagonista que le da título al dorama. Y a pesar de no tenerme muy cautivada al principio, esta mujer ha hecho que me enamore de ella.

Siempre me repito en lo mismo pero: los doramas valen por los personajes que construyen la historia. Y Park Bok Nyeo (Choi Ji Woo) consigue embelesar al público que la vea, unida junto a los niños que comienzan a ser el nexo de unión de toda la familia. Los verdaderamente valientes de no huir a los problemas y enfrentarlos como mejor han sido enseñados, por ella misma. ¿No es entonces el término familia algo que se construye? Los niños construirán la suya propia.

Pero no todo se queda ahí. A partir del núcleo de la serie, los dramas adultos son los protagonistas. Y Park Bok Nyeo también da grandes lecciones de vida. Hasta a ella misma.

La verdad es que es una serie demasiado larga para mi gusto. Mis favoritas no suelen tener más de dieciséis capítulos. Así que 20 me parecían imposibles, y así fueron los cuatro últimos – número arriba, número abajo. Eran demasiado lentos, y si había acción la hacían muy lenta. De verdad, ¿no se podría haber sintetizado todo en un par de capítulos solamente? Solo para soltar un guion y frases filosóficas que ya no se necesitaban. Es verdad que la serie te gustará si te resulta interesante que sea un drama familiar, que los niños tengan mucho protagonismo y que haya un poco de acción o suspense. Yo me quedo con los niños, que han sido los que han sacado a todos hacia delante. A pesar de ser siempre sermoneados por el ama de llaves. 

Sorprendentemente el final ha sido horroroso. Park Bok Nyeo ya me estaba sacando de quicio. Se consigue lo que se quiere en toda la serie: se resuelve el puzle al misterio. Pero eso no deja de ser aburrido y lento. No llegó a conmoverme tanto el final, que llegó a tener sus tintes dramáticos. Quizás es que tardé mucho en verme los últimos capítulos y la emoción se fue por el retrete…

Aun así me sorprendo a mí misma pensando que mi personaje favorito finalmente no es el ama de llaves, sino la pequeña y adorable Eun Hye Kyul (Kang Ji Woo). Cuando la vi en el primer capítulo dije: tierra trágame, no me va a gustar nada. Pero es la personaje que más risas y más pena me ha dado de todos.

En conclusión, es un dorama bastante lento al pasar el los dieciséis capítulos, más o menos el núcleo para mí de la serie. Me ha gustado muchísimo y a la vez me ha desencantado que fuese tan lento y tan soso al final. Esa es mi sensación. Pero todos los personajes son para meterlos en un tarro y examinarlos: risas, llantos, lecciones de vida para todas las edades: ya sean niños del jardín de infancia hasta los ancianos. Este dorama está repartido para todas las edades y eso me ha gustado muchísimo. Acostumbrada a los doramas amorosos o simplemente adolescentes, éste me ha gustado por eso.

¿Lo has visto? ¿Te gustaría verlo?


Espero que lo estéis pasando bien en vuestras vacaciones de Navidad. Yo por lo pronto me siento un poco Grinch. Pero en vez de querer destruir a toda costa la Navidad, ésta me drena las energías. Así que ando un poco perdida del blog y hasta de mis lecturas. Por lo pronto intento salir rápido del bloqueo y esperar a que el año pase rápidamente. ¡Nos vemos en la próxima entrada!

¡Felices fiestas!