ENTRE LAS PÁGINAS DE...

RETOS (O PRÓXIMAS LECTURAS)

jueves, mayo 7

¡Quisiese yo saber por qué este mes (y el pasado) se me atragantó tanto la lectura! Pero (tristemente) está claro que lo sé: no era el momento de leer. Las obligaciones y las responsabilidades me pegaban cada vez que cogía el cacharro para leer (ya se levantan para decirme que lea libros físicos, que sí que sí que también tengo). El hecho es que odio-no-leer. Porque tengo tiempo y me gusta y los libros me interesan y justamente en este momento los ojos no me dan ningún problema (de alergia). ¡Es perfecto! Espero este mes darle un poco de vidilla al asunto, ya me apunté a diferentes retos para animarme a mí misma. Porque sí porque puedo, porque no me apunto a los retos a principios de año (bueno a uno sí que me apunté, pero pa’ qué si lo comenzaré próximamente).

Es de mi nombre os lo dejo aquí, bien puesto, por si queréis echarle un ojo a los libros que menciono (aunque la mayoría los conoceréis). Creo que el menos conocido (por lo menos para mí) fue el de La Tierra de Ana y me sorprendió mucho porque es ecologista y ese royo (según la sinopsis) y a mí me vuelve loca ese tema así que, sin dudar. Además tiene un contexto muy bonito y es que el autor y su mujer fundaron hasta un premio (The Sophie Prize) para premiar a esas personas que viven por y para la naturaleza (y la salvación de ésta). Bueno, que no me enrollo que con este tema se me van las manos.

M - Maya's Notebook de Isabel Allende
A - Allegiant de Veronica Roth (en español)
R - The Raven Boys de Maggie Stiefvater
T - La Tierra de Ana de Jostein Gaarder
A - Ana Karenina de León Tolstói (¡2x1!)

También me apunté a principios de año (¡a este sí me apunté! Pero no empecé…) al reto "Leyendo a los Clásicos 2015" realizado por De Palabras y Letras, desarrollado para animar a la gente a invertir su tiempo libre en leer estos libros. Es verdad que muchas veces les tenemos un miedo atroz a los clásicos pero he sido una de esas personas iluminadas que una vez cogen un libro lo disfrutan. Hay que decir que si he leído clásicos en mi vida como El Quijote han sido versiones adaptadas. Pero oye, yo me lo pasé genial leyendo a ese loco. O la Celestina, un libro que me enamoró (me quedé muy loca e indignada con el final, por si alguien se sintió igual).

Creo que el único libro, al que yo considero clásico (no sé vosotros), que me costó muchas horas de lágrimas porque era imposible leérselo (y que creo que finalmente me leí un maldito resumen) fue Miguel Strogoff, el correo del zar de Julio Verne. Perdonadme pero es que me podía dormir perfectamente entre cambio y cambio de caballo y no me perdía nada.

La lista siguiente la saqué a dedo totalmente aleatorio (esto de cerrar los ojos, mover el ratón y voilà!). Así que quizás y cambie alguno en cuanto lea dos páginas, pero no sé.

· La Dama de las Camelias de Alejandro Dumas
· Los renglones torcidos de Dios de Torcuato Luca de Tena
· Pequeño teatro de Ana María Matute
· La divina comedia de Dante


¿Habéis leído alguno o tenéis intenciones? Contadme.
O simplemente contadme si alguno de los mencionados os mató del aburrimiento.

VUELVO

Es así, este verbo es por ahora lo que más importa en esta entrada. Y no, no es una peli de Almodóvar y menos con Penélope. Vuelvo a Blogger. Era irremediable, creo yo. He vivido delante de Blogger demasiado tiempo como para olvidarlo, he conocido a gente fantástica entre sus entradas…

Hay tantas cosas por las que me fui… Entre ellas era el tiempo y la inspiración. De lo primero tengo bastante actualmente. Por razones que no merecen mencionar en estos momentos tiendo a leer más los blogs, a ver más reseñas, a interesarme más por artículos… Esto ha hecho que piense “yo tenía también un blog, pero ya no”; ese pero me estaba matando. De inspiración, para qué nos vamos a engañar: la inspiración nunca está totalmente en mi vida.

¡BAH! Dejemos de hablar de las cosas malas que acabo de llegar. Hombre ya. Ahora tengo bastante ilusión, bastante ánimo y las dudas ya están disipadas. Tengo muchas ganas de este nuevo proyecto y de seguir adelante con él, además de por expresarme, simplemente por el hecho de mantenerlo.

¿Y qué leches habrá aquí? Opiniones. (cosas mías).

Mmmm, al final el blog acabará teniendo publicaciones de todo lo que se me ocurra, mientras tenga una idea estará aquí expuesta. Pero quería ser un poco ordenada. Quería. Yo sola me encuentro en mi propio caos. Aun así espero que este caos, ya que empieza, nunca acabe.

¡WIIIIIIIIIII!